Barragán, Ioniţă y Pérez Floristán